"; urchinTracker();

Nanda Caro (i Blanco) SOBRE EL PAN Y LAS ROSAS

SOBRE EL PAN Y LAS ROSAS. Al grito de “queremos el pan pero también las rosas” las obreras textiles estadounidenses de principios del siglo XX, reclamaban el derecho a un trabajo digno, pero también el respeto a su dignidad humana, su derecho al placer y a la felicidad. El Pan y las Rosas, representan dos luchas irrenunciables: la de clase y la de género; la lucha revolucionaria y la lucha feminista; la lucha contra el capitalismo y la lucha contra el patriarcado. Un deber cotidiano que nos han legado tantos y tantas, reconocid@s y anómim@s, en cualquier caso imprescindibles.

PER TAL DE COMENÇAR BE: UN POEMA.

fcaroblanco | 19 Gener, 2011 10:57

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

PAN Y ROSAS

James Oppenheim, 1911

 

 

Mientras vamos marchando, marchando, a través del hermoso día

un millón de cocinas oscuras y miles de grises hilanderías

son tocados por un radiante sol que asoma repentinamente

ya que el pueblo nos oye cantar: ¡Pan y rosas! ¡Pan y rosas!

 

Mientras vamos marchando, marchando, luchamos también por los hombres

ya que ellos son hijos de mujeres, y los protegemos maternalmente

Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte,

los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos

¡dénnos pan, pero también dénnos rosas!

 

Mientras vamos marchando, marchando, gran cantidad de mujeres muertas

van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan;

sus espíritus fatigados no conocieron el arte y el amor y la belleza

¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!

 

A medida que vamos marchando, marchando,

traemos con nosotras días mejores.

El levantamiento de las mujeres significa el levantamiento de la humanidad.

Ya basta del agobio del trabajo y del holgazán:

diez que trabajan para que uno repose

 

¡Queremos compartir las glorias de la vida: pan y rosas, pan y rosas!

Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte;

los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos

¡pan y rosas, pan y rosas!

Comentaris

Pan y rosas

Marta M. | 24/01/2011, 11:46

Tuve ocasión de ver la película, el abuso, opresión y el miedo cómo armas que anulan la voluntad. Pero la persona siempre tiene la última palabra y es responsable de su última elección.Creo que es necesario recuperar la solidaridad, la unión y la fuerza que en su momento fueron cruciales para acabar con la opersión de la clase trabajadora.Recordando que todos dependemos de todos y que cada pieza es fundamental en este engranaje de la vida.Inmigrantes y trabajadores autóctonos debemos unir nuestras fuerzas y defender una tierra sin fronteras y una política que hable y trabaje por la inclusión.
Un poema muy sentido

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb