"; urchinTracker();

Nanda Caro (i Blanco) SOBRE EL PAN Y LAS ROSAS

SOBRE EL PAN Y LAS ROSAS. Al grito de “queremos el pan pero también las rosas” las obreras textiles estadounidenses de principios del siglo XX, reclamaban el derecho a un trabajo digno, pero también el respeto a su dignidad humana, su derecho al placer y a la felicidad. El Pan y las Rosas, representan dos luchas irrenunciables: la de clase y la de género; la lucha revolucionaria y la lucha feminista; la lucha contra el capitalismo y la lucha contra el patriarcado. Un deber cotidiano que nos han legado tantos y tantas, reconocid@s y anómim@s, en cualquier caso imprescindibles.

INTERVENCIÓN DE LLAMAZARES EN EL DE PARLAMENTO ESPAÑOL SOBRE LA INTERVENCIÓN MILITAR EN LIBIA. 22 de marzo de 2011

fcaroblanco | 23 Març, 2011 14:59

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

 YA QUE LOS INFORMATIVOS DE TV NO LO HACEN, VALE LA PENA DAR A CONOCER LA ARGUMENTACIÓN DE LLAMAZARES (IU). 

NO HACE FALTA AÑADIR MUCHO MÁS.

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

El señor LLAMAZARES TRIGO: Gracias, señor presidente.

            Señor presidente del Gobierno, en nombre de Izquierda Unida yo digo no. Señor presidente, ¡quién le ha visto y quién le ve! (Rumores.) Otrora tras la pancarta del no a la guerra: no a la guerra de Irak; más tarde con el sí, pero… a la guerra de Afganistán, y ahora encabezando la coalición de París, rememorándonos a todos otra coalición: la coalición de las Azores. Pero yo digo no a esta intervención, no a la guerra porque el argumentario de la intervención, si bien tiene, a diferencia de Irak, un mandato de Naciones Unidas, no son los derechos humanos, no es la democracia en Libia, porque ni los derechos humanos ni la democracia se exportan. Ni los derechos humanos ni la democracia se imponen mediante la guerra. Muy al contrario son los intereses: los intereses geoestratégicos, los intereses económicos y políticos en Libia, y sobre todo se abre una nueva etapa en la política internacional, y a mí no me gusta. No me gusta esta nueva etapa donde cada uno establece su patio trasero y en ese patio trasero gobierna con el apoyo de los otros o con la anuencia o abstención de los otros: nosotros en el Mediterráneo, Rusia en su entorno, China en el suyo, y Estados Unidos en los de todos. Señor presidente del Gobierno, ese no es el multilateralismo, ese no es un futuro también democrático para el gobierno del mundo.

Señor presidente del Gobierno, no es verdad, es hipócrita hablar de derechos humanos. En estos momentos hay en el mundo 32 conflictos prácticamente iguales, con características muy similares al de Libia, donde hay un gobierno despótico, un tirano que sojuzga a su pueblo y que en muchos casos extermina a parte de su pueblo, a una tribu o al que piensa de forma distinta que él, y sin embargo sería una verdadera locura que la política internacional fuera la utilización de la guerra para acabar con esas situaciones. Sería una locura porque nos llevaría a un conflicto mundial. Por eso no se hace. Por eso se adoptan otras medidas.

¿Por qué lo hacemos en el caso de Libia? ¿Por qué en el caso de Libia en lugar de adoptar medidas políticas, que se han hecho en la primera resolución, precipitadamente -y digo precipitadamente- en la segunda resolución vamos directamente a la intervención militar? Pues porque Libia juega un papel muy importante en el norte de África y en el Mediterráneo, y porque queremos gobernar los cambios en el Mediterráneo a nuestro acomodo; digámoslo claramente: que queremos gobernar los cambios que se están produciendo, encauzarlos, controlarlos, y que queremos también saber y garantizar el futuro de la energía en el Mediterráneo. No se trata de la responsabilidad de proteger, señorías. Se trata del derecho a controlar, esa es la cuestión: del derecho a controlar en nuestro espacio, del derecho a controlar en nuestro patio trasero, y en nuestra opinión eso no se puede hacer mediante la guerra.

Señorías, si fuera una cuestión de derechos humanos, hay que saber que la guerra, la intervención militar, la exclusión en el espacio aéreo provocan más sufrimiento -y tenemos la experiencia-, provocan más desplazamientos de población, enconan las situaciones y los enfrentamientos, y dificultan la solución de los conflictos. 

¿Por qué adoptamos pues esa estrategia? Pues porque nuestro objetivo, como he dicho antes, no son los derechos humanos, nuestro objetivo es la defensa de la geoestrategia y de los intereses. Y, en mi opinión, incluso para este objetivo menos santo de estrategia y de intereses la estrategia de la guerra es también equivocada. Señorías, nosotros proponemos por el contrario que se mantengan las políticas que en otros casos han tenido éxito, y recuerdo Sudáfrica. Sudáfrica no fue bombardeada; tampoco pensamos bombardear Palestina, ni tampoco bombardear Marruecos por el conflicto del Sáhara, ni Birmania. No pensamos hacer ninguna cosa de esas. Lo que podemos hacer es utilizar al máximo los medios civiles que tiene la comunidad internacional: bloquear las cuentas de los tiranos, también embargar las armas para que no tengan medio de reprimir a sus pueblos y tomar medidas para aislar políticamente a esos regímenes. Esas medidas tuvieron éxito en el caso de Sudáfrica, han tenido también éxito en otros países y no tienen por qué dificultar las cosas en el caso de Libia.

            Señorías, termino refiriéndome a algo que me parece muy importante. Fíjense cómo hemos devaluado las cosas que hemos pasado del ¡OTAN no! y del ¡No a la guerra! al sí a esta guerra y a encabezarla. Devaluamos la autorización de la Cámara y la convertimos en una mera ratificación. Esto demuestra cómo se devalúan las cosas, pero -y termino- también demuestra nuestra propia hipocresía. No es La Odisea o, si es La Odisea, no vamos de Troya a Ítaca, vamos al revés, de Ítaca a Troya.

            Muchas gracias.

 

 (Segueix)

Pausa Salvadorenya

fcaroblanco | 21 Febrer, 2011 10:26

Benvolguts amics i amigues:
 
Aquesta setmana estiré fora de l’illa per motius professionals. He d’anar al Salvador per col·laborar amb programes d'inserció social de joves de les Maras. Joves que abandonen la violència per construir un nou projecte personal. Ens vegem i ens llegim a la tornada.

EL AIRE QUE RESPIRAMOS

fcaroblanco | 15 Febrer, 2011 08:19

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

LO QUE ESCRIBEN MIS AMIGOS: Este blog abre una nueva sección, está dedicada a aquellos que tengan algo que decir pero no deseen disponer de un blog propio para hacerlo. SOBRE EL PAN Y LAS ROSAS OS CEDE UN ESPACIO.

 Abrimos la sección con un artículo de L’ou com balla (obviamente pseudònimo).

 

 

 EL AIRE QUE RESPIRAMOS

Del político que gobierna se espera que trabaje para mejorar servicios básicos como la educación, la seguridad, servicios sociales, transporte público, vivienda, sanidad.. Se espera también que tome decisiones para favorecer la creación de empleo y mejorar la situación económica.

Ahora bien, previo a todo ese listado de obligaciones está el deber inaplazable de garantizar la calidad del aire que todos respiramos.

Ancianos, niños, no tan niños, hombres y mujeres, sanos o enfermos, inmigrantes y nativos, estudiantes, trabajadores...todos respiran y no dejan de hacerlo ni un minuto de sus vidas. Asegurar la calidad del aire es una necesidad vital y un derecho fundamental. Si no se explicitó en la Constitución de 1978 es porque nadie anticipó por aquel entonces que la polución alcanzaría las cotas a las que ha llegado.

Si el político responsable no pone remedio a la excesiva polución todos los ciudadanos se ven afectados y mucho mueren antes de lo que deberían y otros enferman cuando podrían estar sanos. Es por tanto una cuestión de Estado mantener la calidad del aire que todos respiramos y así parece entenderlo la fiscalía que quiere abrir una investigación sobre los índices de polución que hoy padecen en Madrid.

Gallardón ya detectó en el 2006 el exceso de polución de la ciudad que preside. Prometió remediarlo el 2008 restringiendo el tráfico en el centro de la ciudad...y no lo cumplió. En 2008 Ana Botella prometió  restringir el tráfico en 2010...y no lo cumplió.

Posiblemente si se hubiese restringido el tráfico en el centro de Madrid se habría creado algún perjuicio económico. Las gasolineras y los fabricantes de coches hubiesen visto menguar sus beneficios, pero es una cuestión de prioridades. Estamos hablando de evitar muertes innecesarias y de mejorar la salud de todos los ciudadanos.

Si tuviesen un ápice de vergüenza, Gallardón y Botella dimitirían hoy mismo porque no han querido solucionar un problema cuando les ha sobrado el tiempo para anticiparse y los medios para atajarlo.

En su lugar, han decidido priorizar el beneficio económico que genera el uso del coche privado. Ahora imploran que llueva para solucionar el problema que ellos no han tenido el coraje de abordar. Así se las gasta el Partido Popular...lo primero es el coche...lo demás no es tan importante. Ni siquiera la salud. Ni siquiera la vida.

PRESSUPOSTOS PARTICIPATIUS: Esquerra Unida fa realitat una altra forma de fer política.

fcaroblanco | 13 Febrer, 2011 11:47

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Per si de cas algú encara té dubtes, val la pena tornar a deixar ben clar que els pressuposts participatius no són una curolla de gent somiadora i utòpica. Fa anys que s’ha començat a implantar com una realitat a molts municipis d’Europa, d’Amèrica del Sud i del Nord. En aquesta darrera legislatura, aquests projecte ha començat a caminar també a la ciutat de Palma.

No sé fins a quin punt la ciutadania és conscient que té al seu abast un instrument valuosíssim que ha de permetre la seva participació real i concreta en el govern de Ciutat. Potser és necessari que les entitats socials hagin deixat de banda una dinàmica a la que governs anteriors la tenien massa acostumada i que es pot resumir en el “¿que hay de lo mio?”, màxim exponent del “divide i venceràs”.

El que va heretar el consistori municipal l'any 2007 era un erm pel que fa a participació ciutadana: el Partit Popular realitzava una única reunió anual amb totes les entitats socials per parlar de pressupost amb escassa, per no dir nul·la, incidència en el pressupost real.

Des del 2008 s’ha iniciat un procés participatiu que vol impulsar de forma directa la presa de decisions, tant de les entitats socials com de la ciutadania en el seu conjunt. Una presa de decisions que ha de tenir incidència pressupostària, des d’una perspectiva territorial. Això vol dir que a cada barri es pugi decidir respecte a què es necessita de manera prioritària i per tant ha de tenir reflex als pressupostos municipals. Per tal que això sigui possible s’han articulat quatre formes de relació de la ciutadania amb els responsables municipals: les audiències de veïns, els Consells de Barri, els Consells de Districte i el Consell Social de Ciutat.

Ara és el moment: amb l’aprovació, la setmana passada, de la modificació del protocol de pressupostos participatius de l’Ajuntament de Palma, comença un procés de definició de les necessitats municipals al qual la ciutadania ha de tenir un paper clau.

Al pressupost municipal de Palma del 2012 – i amb el permís de les eleccions municipals de maig 2011, com se sol dir – la ciutadania podrà definir les seves prioritats per tal que es reflecteixin a diferents partides pressupostàries: projectes i inversions, subvencions...

És una primera passa, importantíssima encara que quasi simbòlica, però que ens permetrà, en un futur molt proper, negociar amb el moviment associatiu el conjunt del pressupost, la política d’ingressos i la pròpia execució del pressupost. Això sí és la vertadera democràcia participativa.

Via Connectora - Segon Cinturó: el nou despotisme il•lustrat. Todo para el pueblo, pero sin el pueblo.

fcaroblanco | 11 Febrer, 2011 12:56

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Hi ha una casta de polítics – potser majoritària – a la qual alguns anomenam els pragmatistes, format principalment per professionals de la política, en gran mesura allunyats de la vida quotidiana de la gent corrent, molts dels quals han acabat per perdre, a base de pragmatisme, els seus principis i la seva ideologia.

 

Una de les màximes d’aquest tipus de polítics és allò de que “governar és no tenir por a prendre mesures impopulars”. Terrible frase, una nova versió del despotisme il·lustrat.

 

Nosaltres, pensam tot el contrari: governar, en democràcia, és tenir el valor i la fermesa de sotmetre’s a la voluntat popular, encara que això impliqui haver de prendre decisions que molestin i incomodin als poderosos.

 

Dir que “governar és no tenir por a prendre mesures impopulars” mostra l’arrogància i la prepotència d’alguns governants i els seus partits polítics que estan convençuts, imbuïts de paternalisme, que saben molt millor que la ciutadania allò que els hi convé. I encara pitjor (si això és possible), aquesta idea  també resulta ser un atac contra la pròpia democràcia, perquè qui governa en contra del sentit majoritari d’aquells als quals representa, fa que la democràcia perdi tot el seu sentit.

 

Malhauradament, aquest és el cas, una vegada més, del projecte de la Via Connectora presentat pel PSIB al govern del CIM.

 

És absolutament comprensible que els veïns i veïnes de Son Sardina, Camí des Reis, S'Indioteria, La Real, sa Garriga, sa Cabana i Pla de na Tesa, es sentin afectats i enganyats, perquè tot allò que es va prometre fa uns anys ara ha canviat radicalment (us podeu adreçar al propi blog de la plataforma http://viaconnectoraaixino.blogspot.com/)

El CIM proposa un megaprojecte que destrueix innecessariament el nostre territori – de tota la ciutadania, no només dels veïnats afectats en primer terme – i que afecta terriblement a les seves vides. Un megaprojecte que es fa sense un veritable estudi de mobilitat que el justifiqui, que afecta de manera molt agressiva a les barriades implicades, i que va en contra del model de mobilitat propi de l’esquerra progressista.

 

Ahir precisament anava en autobús cap a la UIB, mirava els ametllers florits, les cases amb els seus patis i els seus arbres, la gent que hi viu, i no podia deixar de sentir una profunda indignació per aquest nou atemptat contra aquesta terra – que em va acollir ja fa uns anys – i que sent meva, part del nostre patrimoni comú.

 

Sembla que encara és temps de cridar ben fort: Qui estima Mallorca no la destrueix. Ens em de sumar al crit de la Plataforma: Via Connectora: així no. Perquè canviar el projecte de Via Connectora ha de ser possible, però sobretot: es imprescindible.

 

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4
1 2 3  Següent»
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb